Mi Perro Come Muy Rápido, ¿Qué Puedo Hacer?

Publicado por G WalaDog en

Muchos de nosotros hemos experimentado problemas con la alimentación de nuestras mascotas. Algunos perros comen de todo (juguetes, plásticos, zapatos, etc.), otros comen muy lento o no quieren hacerlo y otros lo hacen muy rápido. Es esta última situación de la cual les queremos compartir información relevante que ayudará a mejorar la calidad de vida de nuestros mejores amigos. 
WalaBlog - Mi Perro Come Muy Rápido, ¿Qué Puedo Hacer?
 
Muchas veces, las mañas o hábitos alimenticios son provocados por nosotros mismos. Nuestras relaciones y acciones los pueden llevar a actuar de cierta manera. Por ejemplo, los perros destructores tal vez sean así por falta de ejercicio y consumo de energía; por otro lado, la razón de que tu perro no coma puede ligarse a la depresión y el aislamiento o simplemente a que solo le gusta la comida de humano.
 
Las razones más comunes por las que los perros comen rápido pueden ser el estrés o ansiedad, la obsesión por la comida y la competencia en el hogar con otros perros (sobre todo se presenta en perros adoptados).
 
No debemos de ignorar este tipo de comportamientos. De verdad, es indispensable para su salud que identifiquemos si es que existe algún problema con su manera de ingerir sus alimentos o premios. Si no lo hacemos pudiera ser fatal.
 
Los principales problemas de salud, relacionados a la rápida ingesta de alimento, son los siguientes:
  • Los perros pueden ahogarse.
  • Vómito y malestar.
  • Hinchazón del estómago, provocado por la excesiva ingesta de aire. Puede ser letal.
  • Desgarro en las paredes del estómago
  • Mala circulación de la sangre hacia el corazón
  • Torsión gástrica. Requiere de cirugía y puede ser letal. 

Afortunadamente existen platos o comederos que ayudan a atacar este tipo de problema. A continuación, te presentamos algunas de las opciones que existen actualmente en el mercado:
 
Platos didácticos o de lenta alimentación: ideales para que los perros reduzcan la velocidad de ingesta y hagan pausas al comer. Este tipo de platos pueden tener barreras, compartimentos y formas que obligan al perro a buscar y alcanzar su comida de una manera didáctica. Algunas opciones son:
Hexa Bowl – Plato de Lenta Alimentación (para todo tipo de perros)
Paw Interactive Bowl (para perros grandes y extra-grandes)
Junior Dog Slow Feeder (para perros chicos y medianos)
Plato de Lenta Alimentación – Hueso (para perros medianos y grandes)
Plato Alimentador Rompecabezas (para perros medianos y grandes)
 
Platos elevados: ideales para perros que vomitan después de comer, debido a que la comida se les queda en el tracto digestivo por la rápida alimentación. Este tipo de platos ayudará a reducir el reflujo, y hará que tu perro no coma con la cabeza agachada, dejando pasar la comida más fácil.
 
Comederos automáticos: ideales para dosificar la porción de alimento de tu perro. Esto hará que coma lo necesario, repartido a lo largo del día. Una excelente opción es la siguiente:
Aspen Pet Programmable Lebistro Food Dispenser
 
Juguetes interactivos: como su nombre lo indica, son instrumentos que sirven para esconder e introducir alimento o premios, con el fin de que tu mascota se tarde y batalle más en obtener su recompensa. Son ideales para fomentar su desarrollo y darles momentos de diversión. Algunas opciones son:
Alimentador Interactivo para Baño
Double Tuff – Juguete Interactivo
Mouse Cat Treat Toy – Juguete Interactivo para Gatos
Fish Cat Treat Toy - Juguete Interactivo para Gatos
 
Estas opciones seguro ayudarán a tu mascota a mejorar su salud y a sentirse más tranquilos. Es muy importante observarlos para detectar cualquier situación desfavorable, sin olvidar el ejercicio, el juego y los paseos para liberar el estrés. Si el problema sigue, no dudes en acudir con tu veterinario de confianza.


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →


Dejar un comentario

Por favor, ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados