10 señales de que eres madre de un perro

Publicado por José Ocejo en

Si eres mamá de un perro, el pasado 10 de Mayo también mereciste ser celebrada como se debe.

Ser madre de un perrito significa incluirlo en tus planes de vida.  Las tareas de una madre son arduas, llevan responsabilidad y gran dedicación. Por esto, si te identificas las señales presentadas en este blog, es que eres una gran madre de un hijo de cuatro patas.

10 señales de que eres madre de un perro

A continuación, las 10 señales de que eres una madre un perrito:


1.- Te emocionas demasiado al dar regalos a tu perro: A cada perro le emociona algo diferente, desde una simple botella de plástico, una caja de cartón o una rama, disfruta mucho cualquier regalo que le des. Y la emoción es mutua, al ver su reacción. Los regalos que le puedes dar van desde premios hasta juguetes interactivos, pelotas, etc. Ver juguetes interactivos

2.- Le hablas a tu perro como si fuera una persona: Tu perro nunca te va a poder contestar en tu idioma, pero siempre te escuchará y se comunicará a su manera. Los perros nos ayudan a desahogarnos y jamás nos van a juzgar. Le puedes contar tu día, decirle cuanto lo amas y, aunque no entienda tus palabras, tu perro siempre sentirá tu amor.

3.- Los únicos planes a los que te comprometes para el fin de semana, son planes a donde puedas llevar a tu perro: Si los planes de tu fin de semana no son en lugares pet friendly o no incluyen a tu perro, es raro que vayas. Tus actividades de fin de semana normalmente son caminatas, campamentos, playas o al aire libre. Nunca pierdes la oportunidad de incluir a tu perro en tu plan y siempre tienes una manera de cancelar o posponer alguno si no lo puedes incluir. Ver artículos para paseo y viajes

4.- Nunca pierdes la oportunidad de celebrar el aniversario de tu perro: Su cumpleaños, aniversario del día que lo adoptaste, o solo por ser un buen amigo. Nunca dejas pasar cualquier oportunidad que tengas en celebrar a tu mascota. Ver artículos de fiesta para perros

5.- En Halloween, pones más empeño en elegir su disfraz que en el tuyo: Inviertes mas tiempo buscando el disfraz ideal para tu perro que tu disfraz para tu fiesta de Halloween. Admitámoslo, ¡se ven increíbles! jeje, aunque a veces no les guste.

6.- Te preguntas ¿quién rescató a quién?: Te sientes muy afortunada por tener a tu perro en tu vida. Si tuvieras la calcomanía que dice “¿Quién rescató a quien?” no dudarías en pegarla en tu auto. Ver arte decorativa para tu hogar u oficina

7.- Siempre mencionas a tu perro en cualquier conversación: Si no estas con tu perro, te encuentras con tus amigos o familia hablando de el o cuentas sus anécdotas, lo que hizo el otro día y sus travesuras. Simplemente no puedes evitar no hablar de tu perro en tu día a día.

8.- Tus redes sociales tienen más fotos de tu perro que tuyas: Publicas constantemente más fotos de tu perro o selfies con el. Parte de ser madre de una mascota es “atacar” a tus amigos con las fotos de tu hijo de cuatro patas.

9.- Tienes el teléfono del veterinario en tu lista de favoritos: Tu perro es tu mejor amigo y siempre tienes a la mano el número de contacto de con quien acudir en caso de cualquier emergencia. Ver artículos para el cuidado y monitoreo de la salud de tu mascota

10.- No te molesta que deje pelo en todas partes: ¡Pelo de perro por todos lados! Simple, en lugar de que te moleste tener pelo de tu perro en tu ropa, te recuerda a el y lo extrañas.

Si te identificas con algunas de estas señales, ¡felicidades, eres una amorosa madre de un perrit@!


Compartir esta publicación



← Publicación más antigua Publicación más reciente →


2 comentarios

  • Gran blog! Me encanta lo que ponen y claro que me identifico!
    Es hermoso poder cuidar, educar y crecer juntos (ya que a muchos les cambia la vida tener un perro o gato).

    Camila en
  • Si, claro que si me siento identificada con cada uno de las señales. AMO A MIS PERRITOS 🐕🐕

    Laura Ruiz en

Dejar un comentario

Por favor, ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados